10 cosas que nunca deberías hacer en el gimnasio

¿Qué se podría hacer mal en un gimnasio? Muchas cosas.

El gimnasio es un espacio público y, como lugar donde tienes que saber convivir de forma cordial existen numerosas reglas no escritas que es importante seguir para su correcto funcionamiento.

Muchas de ellas parecerán una tontería a simple vista, pero tienen su razón de ser para fomentar el buen ambiente y el buen entrenamiento.

A continuación tienes 10 cosas que nunca deberías hacer en un gimnasio.

1. Prohibido sentarte en la máquina y no hacer nada

Si el gimnasio está muy concurrido, olvídate de estar vagueando o mirando a las musarañas, ya que probablemente haya alguien esperando para usar la máquina en la que estás.

2. No te afeites en el baño

Los vestuarios de los gimnasios están ahí para emergencias o para puros trámites, así que no te entretengas lavando tu ropa en el lavabo o incluso depilándote las piernas en las duchas, ya que es bastante desagradable para el resto.

Spoiler: hay mucha gente que no se molesta en dejarlo todo limpio.

3. Deja el postureo para otro momento

A todo el mundo le gusta tener una buena foto haciendo deporte. Está bien, sácate una y deja el móvil aparcado. Al gimnasio se va a hacer deporte, no a entretenerte con el móvil.

Además tienes que tener en cuenta que en tus selfies puede que salga gente detrás a la que no le gusta aparecer en móviles ajenos, así que evita conflictos no sacándote fotos ni vídeos directamente.

4. Ponerte a hablar por el móvil por llamada

La persona que tienes al lado no tiene ni el más mínimo interés en saber qué hiciste el sábado por la noche ni el último cotilleo de tu ex, así que no te pongas a hablar por teléfono mientras haces deporte.

Puede ser muy incómodo para la persona que tienes al lado y puede distraerte de tus objetivos.



5. No copies al de al lado

En el ejercicio pasa como con la ropa: culo veo, culo quiero, y no todo vale.

No todo el mundo está en la misma forma física ni puede seguir las mismas rutinas, por lo que olvídate de copiar al de al lado y céntrate en buscar ejercicios que se adapten a ti preguntándole a uno de los monitores. Así evitarás lesiones.

6. Dejar la máquina sudada

Ahora con el coronavirus es más importante que nunca la higiene, y más cuando se comparte material, por lo que ya no solo por el sudor, sino por evitar contagios deberías limpiar todo el material una vez termines.

Además, no olvides utilizar una toalla para ir secándote el sudor y no ir chorreando por todo el gimnasio.

7. No recoger lo que has usado

Gente desordenada y desconsiderada hay en todos sitios, incluido el gimnasio.

Está bien que uses mucho material mientras entrenas, ya que significa que has tenido un entrenamiento dinámico, pero no olvides colocar todo en su correspondiente sitio cuando termines, para que otras personas también puedan utilizarlo.

8. Duchas eternas

Las duchas son comunes y, generalmente, escasas en los gimnasios, así que olvídate de pasarte 20 minutos bajo el agua, ya que probablemente haya alguien esperando para entrar.

Si quieres asearte mejor, hazlo en casa.

9. Coger muchas pesas, barras o discos a la vez

Es verdad que hay muchos entrenamientos que requieren bastante material, pero tienes que pensar que el material es para todos, por lo que si el gimnasio está bastante lleno plantéate hacer alguna modificación para que otros también puedan utilizar esas pesas o esos discos.

Compartir es esencial, ya que otro día podrías necesitarlas tú.

10. Tirar tus pesas al suelo

El material de gimnasio es muy delicado, por lo que si lo sueltas desde cierta altura podría romperse con facilidad.

Así que si no es material específico de CrossFit, calcula el peso que puedas levantar bien para no tener que tirarlo desde arriba.

Yaiza García García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *