12 sitios a los que no deberías ir aunque estén abiertos, según un experto

Las actividades cotidianas podrían clasificarse de más a menos riesgo de contagio con COVID-19, debido a las características que favorecen la propagación del coronavirus.

Un espacio cerrado, durante períodos prolongados de tiempo de contacto cara a cara, es el escenario ideal para que un virus como el SARS-CoV-2 se propague, describe a Business Insider William Schaffner, profesor de medicina preventiva de la Universidad de Vanderbilt, Tennessee, Estados Unidos.

Aunque algunos eventos al aire libre podrían aumentar considerablemente las probabilidades de infectarte con el SARS-CoV-2.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, entre estos acontecimientos se contemplan: conciertos, festivales, desfiles y celebraciones deportivas.



La principal vía de transmisión del nuevo coronavirus son las partículas que exhala una persona infectada con el SARS-CoV-2.

Esto puede darse al toser, estornudar e incluso hablar —la forma más fácil de infectarte con el coronavirus, que todo el mundo pasa por alto, según el principal epidemiólogo de Estados Unidos—.

También puedes contagiarte vía fómite o aerosoles, pero varios estudios científicos han demostrado que ambas vías son inusuales.

Estos son 12 de los sitios con más probabilidades de propagación del coronavirus, que deberías evitar aunque permanezcan abiertos al público.

En casa de un amigo o familiar

La confianza que inspira un entorno familiar o con amigos para prescindir de las medidas de seguridad —como el distanciamiento social o el uso de las mascarillas—, es peligrosa.

«Si estás hablando, aunque no hables en voz alta, tienes estas partículas que salen y que pueden permanecer en el aire por un período de tiempo«, explicita Anthony Fauci, epidemiólogo al frente de la pandemia de COVID-19 en Estados Unidos.

Según el experto, esta es la forma más fácil de contagiarse con el nuevo coronavirus que todo el mundo pasa por alto.

La situación se agrava en invierno, porque las habitaciones no están bien ventiladas y pueden persistir nubes de aerosol —como evidenciaron varios estudios localizados en los hospitales de Wuhan, China, desde los inicios de la pandemia—.

Bares

«Los bares, de verdad, no son una buena opción. No son buenos», ha insistido en reiteradas ocasiones Fauci.

El experto señala que la congregación en interiores aumenta las probabilidades de que el SARS-CoV-2 se propague, más con las nuevas variantes del virus que es un 70% más contagiosa.

De hecho, un estudio de JP Morgan evidenció que el gasto en bares y restaurantes podía predecir el aumento de casos de COVID-19. Y una investigación de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) demostró que los nuevos contagiados por coronavirus frecuentaban casi el doble de bares que las personas sanas.

En su lugar, los espacios exteriores sin aglomeraciones pueden ser una buena opción para los eventos sociales —siempre y cuando se respeten las distancias y el número mínimo de personas por encuentro—.

Cafeterías o cafés

Las cafeterías o cafés se postulan como uno de los espacios donde tienen lugar el 80% de los contagios de COVID-19según Sanjay Gupta, profesor asociado de Neurocirugía del Hospital Universitario de Emory, Georgia, EEUU.

Además, destacan en Eat This Not That, suelen ser más pequeñas. Por ende, es también más difícil distanciarse del resto de consumidores.

En agosto de 2020, un total de 56 personas se contagiaron dentro de un único establecimiento de Starbucks en Corea del Sur. Sólo los empleados, que llevaban mascarilla, no dieron positivo.

Discotecas o sitios de ocio nocturno

Por esta misma lógica, otro de los espacios a evitar son los relacionados con el ocio nocturno.

Discotecas y clubs de todo el mundo han garantizado, dentro de lo posible, el distanciamiento social en sus establecimientos.

Pero la aglomeración de varias personas en un espacio, alzando la voz para hablar sobre el volumen de la música o cantando, cumple con todas las anteriores advertencias de Facui.

Lugares de culto religioso

«Las multitudes en la iglesia son importantes y cada vez que tengo la oportunidad de decirlo, lo menciono», destacaba el epidemiólogo a Science.

A este escenario se añade, como en el punto anterior, que las personas hablan y cantan en voz alta, lo que aumenta las probabilidades de propagar el virus.

En Arkansas (EEUU), en junio de 2020, un pastor y su esposa pudieron haber provocado un total de 35 infecciones, 7 hospitalizaciones y 3 fallecidos, tras acudir a eventos religiosos y a un grupo de estudio bíblico antes de desarrollar síntomas.

Cines o salas de conciertos que no respetan las medidas de seguridad

Unos de los primeros eventos de ocio que se cancelaron desde los inicios de la pandemia, fueron la asistencia a salas de cine y de conciertos.

Estos espacios se han adaptado para garantizar las medidas de seguridad, pero Fauci estima que no se volverá con asiduidad a ellos, hasta dentro de un año, según Eat This, Not That.

Eventos deportivos, incluso al aire libre

Los CDC recomiendan a los asistentes de eventos deportivos que valoren la situación epidemiológica de su región o país. Es decir, cuántos casos de COVID-19 se reportan diariamente.

En estos espacios, las reacciones de los espectadores a los resultados de un partido, pueden impulsar más partículas al gritar, escupir o resoplar.

«Los espectadores de eventos deportivos deben considerar la cantidad de casos de COVID-19, tanto en el lugar en el que residen, como en el lugar donde se lleva a cabo el evento deportivo», puntualizan.

«Cuanto mayor sea la transmisión de COVID-19 en la comunidad, mayor será el riesgo de transmisión».

Zonas comunes de espacios de trabajo

Los puntos de encuentro o zonas de descanso de los espacios de trabajo, son otros de los espacios a evitar durante la pandemia de COVID-19, independientemente de que estén habilitados o no.

Darren Mareiniss, médico de Emergencias en el Centro Médico Einstein en Filadelfia (EEUU), reconoce a Eat This, Not That, que en el país han identificado varios brotes relacionados con las salas comunes de las empresas —como las cafeterías o las áreas de descanso—.

«Una vez más, en el interior y donde la gente se quita las mascarillas para comer», insiste.

Interior de restaurantes

Varios estudios han abordado la propagación del SARS-CoV-2 en interiores como los de un bar, una cafetería y un restaurante.

Conforme a los hallazgos de un estudio publicado por Journal of Korean Medical Science, el virus es capaz de avanzar más allá de los 2 metros de seguridad, si hay un flujo de aire directo —como el de un aire acondicionado.

La investigación perseguía los orígenes de un pequeño brote en un restaurante de Corea del Sur a principios de 2020.

En él, 2 comensales se contagiaron de un tercero que estaba a 6,5 metros de distancia y era asintomático.

Centros comerciales

Durante estas fechas, todo el mundo querrá hacer lo mismo que tú: aprovechar al máximo las rebajas —o hacer a última hora los regalos de Navidad de los familiares que no han podido ver durante las fiestas.

Evita todo tipo de aglomeraciones, más en zonas concurridas como los centros comerciales o las calles de tiendas de tu ciudad.

Según explicita Darren Mareiniss, del Centro Médico Einstein en Filadelfia (EEUU) a Eat This, Not That, los centros comerciales son peligrosos puntos de posible infección con SARS-CoV-2.

Aviones

Viajar durante la pandemia de COVID-19 es desaconsejado por todas las autoridades sanitarias.

De hecho, entre las medidas impuestas en España para la entrada de turistas, está presentar un certificado de PCR negativa. E incluso para los traslados entre comunidades, hay restricciones.

Según el tipo de viaje, corres más o menos riesgo. Pero los trayectos en avión con escalas en diferentes aeropuertos, son unos de los escenarios más peligrosos a la hora de viajar.

En España, el consejero de Salud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha declarado públicamente que la entrada sin control por el aeropuerto de Madrid, favoreció la transmisión del virus durante la segunda ola.

Festivales y desfiles

«Con cuantas más personas interactúa un individuo en una reunión y cuanto más dura la interacción, mayor es el riesgo potencial de infectarse con COVID-19 o de propagarlo», destacan los CDC.

El organismo desaconseja grandes reuniones en persona, donde es difícil mantener el distanciamiento social (mínimo 2 metros, especifica) y los asistentes viajan desde otras regiones.

«Donde hay una gran cantidad de personas presentes, como un evento o reunión comunitaria, un concierto, un festival, una conferencia, un desfile, una boda o un evento deportivo», especifican.

Kamila Barca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *