Pasos para invertir automáticamente 100 euros al mes con beneficios

2 expertos cuentan sus experiencias en bolsa, fondos indexados, crowdlending y planes de pensiones. Formarse, comprender la operativa, ser constante, diversificar y apostar por el largo plazo, entre las claves para obtener rendimiento de cantidades modestas.

Primer punto: el mundo de las inversiones no es un coto cerrado para las personas con mayor capacidad económica. A pesar de que quede cierto poso en la mentalidad colectiva al respecto, cualquiera que esté mínimamente relacionado con ese ámbito sabe que la realidad es ahora bien distinta.

Así, en la actualidad, proliferan los pequeños inversores. Con multitud de perfiles, distintas expectativas y que se sirven de variados vehículos e instrumentos para efectuar sus operaciones.



Invertir pequeñas cantidades

Segunda clave: sí, es posible invertir cifras modestas y obtener rendimiento. Incluso, a largo plazo, llegar a alcanzar la ansiada libertad financiera. De hecho, a continuación vamos a contarte las experiencias de 2 inversores tomando como referencia una cantidad de 100 euros al mes, un capital ‘apartable’, asequible para un número considerable de bolsillos.

Cómo invertir 100 euros al mes de forma automática y lograr beneficios

Asimismo, planteando hasta 4 opciones: bolsa, fondos indexados, crowdlending y planes de pensiones. De esta manera, presentamos vías de inversión para casi todos los gustos. Eso sí, en los siguientes ejemplos, se trata en todo caso de inversiones automáticas con carácter mensual.

Destinar 100 euros al mes a bolsa

“Cuando empecé a trabajar y a ahorrar me di cuenta de que no tenía sentido tener el dinero parado en el banco. En ese momento me puse a investigar y descubrí la bolsa. Al contrario de lo que pensaba, pude comprobar que era algo al alcance de todos, incluso de alguien que ahorraba poco y nunca había leído nada sobre el tema”, recuerda Marc Frau, inversor y creador de Opinatron.

Este experto resta importancia a los montantes. “Está claro que, si tienes 50.000 euros para empezar, todo irá mucho más rápido que si no cuentas con capital alguno; así como, si eres capaz de invertir 500 euros al mes, tendrás más que si inviertes sólo 100. Pero te aseguro que, si inviertes esta última cantidad al mes, tendrás muchísimo más que si esperas hasta poder ahorrar”, asegura. “La rentabilidad en porcentaje es fundamental y no tanto el importe que inviertes”, completa.

Cuanto antes empieces a invertir, mejor

“Lo más importante para invertir en bolsa no es cuánto dinero tengas o cuánto dinero ahorres, sino cuándo te inicies en ello, ya que, entre otras ventajas, contarás con el impulso del interés compuesto —que se apoya en reinvertir los dividendos—”, agrega Marc Frau.

No obstante, hay 2 consejos que el citado especialista da a los neófitos en los parqués:

  • Contar con un buen colchón de seguridad, lo cual implica no destinar a inversiones capital que necesitas para vivir.
  • Formarse y aprender a invertir con tino para evitar errores que conlleven pérdidas.

Asimismo, el citado inversor avisa sobre la importancia de elegir uno u otro bróker, puesto que las comisiones que percibe cada cual son dispares y pueden significar que te sitúes en terreno de rentabilidad o fuera del mismo.

A partir de ahí, el novato en bolsa puede apostar por las distintas estrategias que mantiene Marc Frau. Básicamente, buy and hold o lanzarse a los fondos de inversión, que “son otro mundo, no tienen comisiones de compra ni de custodia y en muchos de ellos puedes invertir incluso 50 euros al mes… o al año”.

Invertir de manera directa en fondos indexados

Dentro de esos últimos vehículos se encuentran los fondos indexados, es decir, aquellos que replican un determinado índice. “Los escogí a través de un roboadvisor —gestores automatizados que crean y gestionan carteras de fondos—ñ porque creo que la inversión indexada es la mejor vía para tener la mayor diversificación (invierto en empresas de todo el mundo), con bajos costes y con mejor rendimiento que la gran mayoría de las estrategias de inversión activa —aquí tienes una comparativa de costes entre carteras indexadas y roboadvisors—. Sin pago de impuestos hasta la retirada y, además, exige la menor dedicación de tiempo al ser todo automático”, explica Inversor Millennial.

“Las rentabilidades esperadas a largo plazo oscilan entre el 4% y el 6% anual, siendo el mínimo para invertir en Indexa —la herramienta que él utiliza— de 1.000 euros, pero puedes ir haciendo aportaciones periódicas que se acumulan hasta que llegues a esa cifra. Después no hay aportación mínima mensual”, señala este experto, que apuesta por la automatización de las finanzas personales. No obstante, la cantidad de partida es menor en otras plataformas.

Por su parte, Marc Frau, que aporta una guía de elaboración propia sobre los que él considera los mejores roboadvisors, relata su experiencia de esta manera: “Empecé a invertir directamente en bolsa a través de acciones, porque fue la primera estrategia que me convenció, aunque, a medida que ha ido pasando el tiempo he ido tirando hacia fondos de inversión indexados, que sin duda son mi forma de inversión favorita”.

La gestión pasiva evita que tengas que estar pendiente

“Quiero invertir mi dinero para rentabilizarlo, pero no quiero dedicar mi tiempo a invertir. No me gusta analizar empresas ni estar pendiente de la actualidad económica y, por ello, he elegido los fondos de inversión. Me permiten invertir mi dinero sin dedicar tiempo y sin prácticamente hacer nada y, además, se puede empezar desde cantidades muy bajas, por ejemplo, los 100 euros planteados. De hecho, dedico menos de cinco minutos al mes a invertir mi dinero”, asegura.

Fondos indexados: diversificación, coste bajo y rendimiento considerable

“Me encantan los fondos indexados —prosigue Frau— porque me proporcionan la posibilidad de invertir en miles de empresas a la vez sin complicarme y con unos costes muy bajos, siempre menores al 1% anual. La diversificación es gigante y, por tanto, el riesgo a largo plazo se minimiza mucho. La mayoría de brokers te permite invertir en fondos indexados sin comisiones, aparte de la tasa de gestión, que, en ocasiones, es del 0,3% o menos. Además, la inversión mínima es muy baja y las aportaciones extra también lo son. Así, alguien que ahorre poco puede también invertir su dinero”, razona.

“Aplico el DCA, es decir, que hago compras mensuales independientemente de cómo esté el mercado. El hecho de invertir en un producto así, que no te cobra comisiones de compra ni de venta, se ajusta perfectamente a esta opción. Mi objetivo con los fondos indexados es obtener un 7% anual de media a largo plazo —un porcentaje cercano al apuntado por Inversor Millennial—, una cifra que considero bastante realista ya que ha sido la media de los últimos 200 años. Con un 7%, doblarías tu dinero cada 10 años, inviertas 100 euros al mes o 1.000″, asevera este especialista.

“La mejor opción para empezar y, de hecho, la que recomiendo tanto a lectores como a amigos y familiares son los roboadvisors”, concluye Frau.

Apartar 100 euros cada mes para crowdlending

En cuanto al tercer camino propuesto, Inversor Millennial lo resume en pocas palabras: “El crowdlending lo considero interesante como inversión de riesgo a corto plazo. Genera ingresos pasivos cada mes que me ayudan a acelerar mi estrategia inversora. Sus rentabilidades esperadas a largo plazo oscilan entre el 8% y el 10% anualizado. De entrada, arrancaría con una o dos plataformas y haciendo pequeñas aportaciones desde 10 euros para aprender más sobre ellas”, aconseja.

Dedicar 100 euros mensuales de forma automática a planes de pensiones

Finalmente, en relación a los planes de pensiones, Inversor Millennial subraya su elasticidad “para posponer el pago de impuestos y diversificar el tipo de impuestos que pagar en el futuro. El ahorro y el trabajo tributan de forma diferente y, combinando ambos, se pueden tener muy interesantes resultados. Sus rentabilidades esperadas a largo plazo son similares: oscilan entre el 4% y el 6% anual. En Indexa, que es donde yo lo tengo, puedes comenzar con sólo 50 euros y hacer aportaciones mensuales desde 5 euros”, revela.

Desde Opinatron, su impulsor cuenta su caso en este ámbito: “Tengo un plan de pensiones indexado. Aunque es un producto que no suelo aconsejar, a pesar de que en mi caso lo consideré adecuado, ya que mi objetivo es alcanzar la independencia financiera y dejar de trabajar. Al alcanzarla, podré retirar dinero del plan de pensiones sin pasar por Hacienda hasta los 13.000 euros aproximadamente y, por ello, creo que me compensará”, calcula.

A largo plazo, 100 euros dan para mucho

Para terminar, Inversor Millennial lanza su propia fórmula dentro de los parámetros establecidos: “Si puedes invertir cada mes 100 euros, podrías llevar, por ejemplo, 75 a fondos indexados, 15 al plan de pensiones y 10 a crowdlending y tener así una estrategia bastante diversificada a nivel inversión y riesgo por muy bajo coste. Lo importante es arrancar, aprender la operativa y luego ir incrementando las aportaciones cuando vayas mejorando tu nivel de ahorros o cuando incrementes los ingresos”, recomienda.

Mientras que Marc Frau declara que “realmente, la clave no es tanto la inversión que uno pueda hacer, sino la constancia y el plazo al que uno invierta. Es mejor que empieces a invertir aunque sólo puedas ahorrar 100 euros al mes a que esperes unos años a poder ahorrar más. A largo plazo, el efecto del tiempo es mucho más importante que cualquier otra cosa”, finaliza.

*Artículo original publicado por Javier Moronatti en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *