Skip to content

6 tácticas fáciles para ahorrar según el Bank of America

Bank of America expone cuáles son las 6 maneras más sencillas y cómodas con las que puedes ahorrar dinero en los objetivos temporales que te hayas trazado. Son métodos básicos que pueden servirte como guía y para que te claves a fuego de cara a que tu bolsillo se vea beneficiado.

En muchas ocasiones lo que resulta más complicado de ahorrar es romper el hielo, comenzar a hacerlo. Como sucede con muchos hábitos, como dejar de fumar o apuntarse al gimnasio, puede ser una tortura dejarlo para otro día. La clave es tener decisión y no pensárselo más de dos veces.

Desarrollar una estrategia sencilla y realista para que puedas ahorrar para todas sus metas a corto y largo plazo muchas veces parece un mundo. Pero no lo es. Se trata de seguir los consejos adecuados para no perderse en el camino.

Siguiendo este hilo, Bank of America expone cuáles son las 6 maneras más sencillas y cómodas con las que puedes ahorrar dinero en los objetivos temporales que te hayas trazado. Son métodos básicos que pueden servirte como guía y para que te claves a fuego de cara a que tu bolsillo se vea beneficiado

1. Registra todos tus gastos

Estos expertos indican que el primer paso que debes hacer para comenzar a ahorrar dinero es determinar “cuánto gastas” habitualmente. Para ello es fundamental hacer un seguimiento de todos sus gastos, lo cual se traduce en cada desayuno que te tomes fuera de casa, detergente para la lavadora o las propinas que dejas en los restaurantes. Absolutamente todo.

Tras haber recopilado toda la información, debes “organizar los números por categorías”, como gasolina, compras en supermercados e hipoteca, y obtener el resultado total que hay en cada una de ellas.



2. Fija un presupuesto para el ahorro

Después de que te hayas hecho a la idea de cuál es tu volumen de gasto mensual, puedes empezar a organizar un presupuesto con el que puedas vivir, en función al dinero que entra y sale en casa. 

Así, el presupuesto “debería darte una idea de cómo se comparan tus gastos con tus ingresos, de manera que puedas planear tus gastos y limitar los excesos”, afirma la entidad bancarias estadounidense. Por tanto, asegúrate de tener en cuenta los gastos que se producen regularmente.

A modo de consejo, estos expertos apuntan que incluyas una categoría de ahorros, además de que trates de ahorrar del 10% al 15% de lo que ingresas.

3. Da con la forma de reducir tus gastos

Si tus gastos son tan elevados que no puedes ahorrar como prevés, es probable que sea el momento de reducirlos. Identifica categorías que “no sean esenciales en las que pueda gastar menos, como entretenimiento y comer fuera”, resalta la entidad financiera estadounidense.

Igualmente, busca maneras de ahorrar en tus gastos fijos mensuales “como los de televisión y de tu teléfono móvil”.

Para ello puedes utilizar recursos como listados de eventos comunitarios para encontrar eventos gratuitos o de bajo costo para reducir los gastos de entretenimiento, o cancelar las suscripciones que no uses, especialmente las que se renuevan de manera automática.

4. Fija una meta para tus ahorros

Otro método que sirve para ahorrar dinero es fijar una meta. Empieza por pensar “para qué podrías querer ahorrar”. Ya sea para contraer matrimonio, para planear unas vacaciones o para ahorrar para tu jubilación. Después, decide “cuánto dinero necesitarás y cuánto tiempo te puede llevar ahorrarlo”.

Por ejemplo, los ahorros de largo plazo deberían llevar entre 1 a 3 años, el fondo de emergencia de entre 3 a 9 meses. Es aconsejable que establezcas un pequeño objetivo a corto plazo, que sea alcanzable para algo divertido. Alcanzar metas más pequeñas, y disfrutar de la agradable recompensa para la que has ahorrado, puede influirte de forma positiva psicológicamente.

5. Determina cuáles han de ser tus prioridades

Tras observar los gastos e ingresos, es posible que tus objetivos tengan el mayor impacto en cómo distribuyes tu dinero. Por tanto, asegúrate de “tener en mente las metas a largo plazo; es importante que planificar para la jubilación no quede en un segundo plano después de las necesidades a corto”, resaltan los expertos.

Por eso, has de conocer cómo dar prioridad a tus objetivos de ahorro para tener una idea nítida de dónde empezar. Por ejemplo, sabes que vas a necesitar reemplazar tu coche a no muy tardar.

6. Automatiza tus ahorros

Prácticamente la totalidad de las entidades financieras ofrecen transferencias automatizadas entre sus cuentas corrientes y de ahorros. Puedes seleccionar cuánto, cuándo y a dónde redirigir el capital. De ahí que sea recomendable “establecer transferencias automatizadas, que son maneras sencillas de ahorrar dinero, ya que no tienes que pensar cuánto apartar”.

Generalmente, esta estrategia disminuye la tentación de “gastar el dinero en lugar de ahorrarlo”, destaca Bank of America.

*Artículo original publicado por Héctor Chamizo en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Designed using Unos. Powered by WordPress.