Así es Zoox, el ‘robotaxi’ con el que Amazon podría competir con Uber

Recientemente, Zoox, filial de Amazon, ha compartido las primeras imágenes de su ‘robotaxi’, el primer vehículo eléctrico autónomo de la empresa de Jeff Bezos que busca competir con Uber y DiDi.

Tras 6 años de desarrollo, este coche autónomo de 3,63 metros de largo funciona con inteligencia artificial y puede maniobrar en espacios compactos, tal y como recoge Entrepreneur

El artefacto destaca por ser bidireccional, es decir, se puede conducir hacia adelante o hacia atrás sin necesidad de retroceder.

Zoox es capaz de alcanzar una velocidad de 120 kilómetros por hora en ambas direcciones y puede funcionar durante 16 horas ininterrumpidas por carga. Utiliza baterías de 133 kWh, más grandes que las de Tesla, cuyos vehículos Model S disponen de las de 85 kWh.

El coche eléctrico está equipado con más de 100 innovaciones de seguridad, entre las que se encuentra un sistema de cámara con un campo de visión de 270 grados en cada esquina que puede ver hasta 150 metros desde diferentes ángulos. Esto permite que el ‘robotaxi’ detecte todos los objetos a su alrededor, eliminando los puntos ciegos.

El vehículo de Amazon tiene cuatro asientos para pasajeros, cada uno equipado con un cargador de dispositivo móvil y portavasos. Además, cada asiento tiene una pantalla táctil desde donde se puede controlar la música, el aire acondicionado y ver el recorrido del viaje.

Zoox no estará a la venta para uso privado ya que, según Bloomberg, la compañía planea ponerlo en circulación exclusivamente para el transporte público y privado de pasajeros. 

La compañía se fundó en 2014 y, desde entonces, ha estado desarrollando vehículos autónomos que pueden moverse sin conductor utilizando una aplicación móvil. Amazon adquirió Zoox hace 6 meses, en junio de 2020, y opera como una subsidiaria independiente.

Aún no hay una fecha exacta para salir que este vehículo pise la calle, pero la compañía ya está probando los coches eléctricos autónomos en San Francisco y Foster City, así como en Las Vegas.

Sandra Viñas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *