El mito de las amazonas, mujeres guerreras

Lo más interesante del mito de las amazonas es el hecho de que haga una representación de la mujer muy diferente a la convencional. No solo en Grecia, sino en muchos lugares, se habla de pueblos enteros compuestos por mujeres guerreras.

El mito de las amazonas tiene un encanto especial: hay quienes piensan que en realidad existieron. Hay varios relatos históricos, y no solo mitológicos, en los que se les menciona. De hecho, estos personajes no solo aparecen en las narraciones griegas, sino en las historias de muchas partes del mundo.

Personajes como Herodoto, Marco Polo y varios padres de la Iglesia católica hablan de ellas como si fueran seres reales. Así mismo, en los relatos de Cristóbal Colón y de Hernán Cortés se hace referencia a pueblos conformados íntegramente por mujeres guerreras.

Se les menciona en lugares tan disímiles como Grecia, Irán, Libia, México y, por supuesto, en la zona de la amazonia, entre Brasil, Colombia, Venezuela y Perú. Sin embargo, el mito de las Amazonas como tal tiene su origen en la Grecia clásica.

Soy una mujer con pensamientos y cuestionamientos y cosas que decir. Yo digo si soy bella. Yo digo si soy fuerte. Tú no determinarás mi historia, yo lo haré”.



El mito de las amazonas

El mito de las Amazonas señala que estas mujeres eran mortales comunes y la versión clásica las sitúa en la región del Cáucaso. Lo que las caracterizaba era el hecho de que habían conformado un pueblo habitado solamente por féminas que se autogobernaban y eran aficionadas a la guerra.

Aparecen en varios pasajes de la mitología griega, enfrentando a los grandes héroes como Aquiles y Hércules. En todos los casos siempre eran vencidas por los griegos, pero estos les temían por su fiereza y valor.

Como era de esperarse, estas mujeres no reconocían ni mucho menos veneraban, a ningún dios masculino. Dice el mito de las Amazonas que solo le rendían culto a la diosa Artemisa, quien, como ellas, era una mujer libre, amante de la naturaleza, de la aventura y de la caza de animales.

Las costumbres de las amazonas

Las amazonas eran mujeres poco comunes, que no querían tener sobre sí el dominio masculino y, por lo mismo, guardaban costumbres muy estrictas al respecto. Se dice que al nacer se les mutilaba el seno derecho para que de este modo no tuvieran problemas para disparar el arco y la flecha.

El mito de las amazonas también señala que no permitían que ningún hombre viviera en sus tierras, aunque las más poderosas tenían criados. Para evitar que su raza se extinguiera, las amazonas viajaban una vez al año durante dos meses hacia donde habitaban los Gargareanos.

Se cuenta que tenían sexo con ellos por la fuerza. Secuestraban a estos hombres y los obligaban a procrear con las mujeres que estaban en edad fértil. Si luego nacía una niña, se quedaban con ella; si nacía un varón, lo abandonaban o lo mutilaban para que pudiera vivir en su reino.

También se dice que Alejandro Magno recibió la visita de Talestris, una de las amazonas, cuando conquistaba parte de Asia. La acompañaba un cortejo de otras 300 amazonas y el objetivo era procrear con el gran guerrero. No hay certeza de si el relato es verdadero o simplemente se trató de una broma.

¿Quiénes eran las amazonas?

En varios relatos se menciona a las amazonas con nombre propio. La más famosa de ellas, sin duda, fue Hipólita, soberana de este pueblo de mujeres. Esta poseía un cinturón mágico que le daba ventaja sobre los hombres en batalla. Este le fue arrebatado por Hércules, quien la ultimó en una contienda.

Otras amazonas famosas fueron las siguientes:

  • Antianira. También fue reina de las amazonas y se dice que ordenaba mutilar a los varones cuando nacían, porque los lisiados hacían mejor el amor.
  • Cleta. Viajó en un barco que perdió el rumbo y llegó a Italia para fundar la ciudad de Clete.
  • Esmirna. Fundadora de Éfeso.​
  • Melanipa o Menalipe. Era la hermana de la reina Hipólita. Hércules la secuestró y pidió el cinturón de Hipólita a cambio de su libertad. Así fue liberada.​
  • Mirina. Venció a los atlantes, gobernó Libia y derrotó al ejército de las Gorgonas.
  • Otrera. Fue amante del dios Ares y madre de Hipólita.
  • Pentesilea. Participó en la Guerra de Troya y cayó a manos de Aquiles. Al parecer, inventó el hacha de guerra.
  • Talestris o Talestria. También fue reina y se dice que sedujo a Alejandro Magno.

El mito de las amazonas es uno de los más extendidos, tanto en oriente como en occidente. Incluso en la actualidad hay una maestra llamada Katerina Tarnovska que lidera un grupo con la intención de fundar un pueblo de mujeres guerreras alejado de la civilización.

Edith Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *