Sabes que quieres abandonar la ciudad, pero no sabes dónde ir: esta web te ayuda a encontrar tu pueblo ideal

El confinamiento de 2020 fue el detonante que llevó a mucha gente a replantearse su vida.

Entre otros asuntos, muchos se dieron cuenta de que estaban hartos del tráfico y el constante ruido de la ciudad. «¿Y si me mudo al pueblo?» Esa duda rondó en la cabeza de todos los que se alegraban al oír por primera vez el sonido de los pájaros desde la ventana de su piso de 30 metros cuadrados.

Entonces toman la decisión y solo queda marcharse. ¿Pero a dónde?

La web ‘Vente a vivir a un pueblo’ ha querido facilitar la respuesta encontrando para ti el lugar ideal según tu estilo de vida.

Como explica Traveleresta no es una plataforma cualquiera, sino un test de personalidad que te conecta directamente con ese pueblo en el que deberías pasar el resto de tu vida.



Pero no es tan fácil dejar las comodidades de la gran ciudad y marcharse sin rumbo. Por ello, la plataforma te da la oportunidad de filtrar tus preferencias para ofrecerte exactamente el destino que buscas.

Tú eliges la provincia, la distancia que tiene respecto a una ciudad, la población, las conexiones de transporte, la sanidad o la conectividad y ellos hacen el resto y encuentran por ti este pueblo que no conocías y que podría ser perfecto para ti.

Según explica su director, Ramón Pradera, buscan «ser un gran escaparate que enseñe estos pueblos y responda a los grandes miedos que tiene un urbanita para ir al entorno rural”.

La web, que cada día crece más, se ha convertido en una guía, con mapas y vídeos, para cientos de personas que están pensando en mudarse al entorno rural.

El equipo viajó por todo el territorio nacional compartiendo con sus habitantes el proyecto que estaban preparando. Para que un pueblo forme parte de la plataforma, solo tiene que registrarse abonando una pequeña tarifa.

No solo te beneficia a ti, sino a esos pequeños lugares que han quedado despoblados con el paso del tiempo. Poco a poco están consiguiendo devolver la vida a la España vaciada.

Andrea Gómez Bobillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *